Aicuña

Pueblo mágico de nuestro departamento, la pequeña pero cálida población de Aicuña se encuentra a unos 60 kilómetros de la ciudad de Villa Unión, recostando su espalda en el magnífico Talampaya.

Viejas cicatrices todavía se sienten en este recóndito pueblo. Donde su gente sencilla y respetuosa trabaja la tierra cultivada de antiguos nogales, porque bien digno es reconocer que ellos respetan la tierra, porque aprendieron de ella, porque en ella establecieron su hogar.

Pucarás vigilantes de los cerros, de esa vertiente bendita que aún moran por la tranquilidad de todos, por su paz, por la fé y la belleza de su gente, por tanto es que en Aicuña se garantiza una experiencia de conexión con uno mismo, de tranquilidad profunda.

 

10351804_1385362688458740_242883665922922109_n 11169877_1385362488458760_2217181859189417424_n 11193341_800417760036492_483385111793910428_n

Aicuña o Vuelta Obligada en quichua es uno de los pueblos más atractivos del interior riojano y tal vez uno de los menos difundidos. Accedemos a este hermoso lugar a través de la Ruta Nacional 40 y un pequeño cartel que nos indicará la entrada de Aicuña, recorremos desde la ruta 10 km hacia dentro y llegamos a éste destino mágico y de ensueño.

Una sola calle lleva a recorrer todo el pueblo, cubierto de pircados en piedra, la flora autóctona y su paisaje cubierto  por montañas que lo hacen imponente.

En el año 2000 comenzaron con los proyectos turísticos y así brindar servicios de hotelería, gastronomía y cabalgatas por reserva  al turista que visita la zona.

 

DSC_6879 (FILEminimizer) DSC_7025 (FILEminimizer) DSC_7184 (FILEminimizer)

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *